Primer trimestre de embarazo.

 

Primer trimestre de embarazo. Semana 6 – semana 13.

¡Aloha Babies! Sé que os debía este post aquí en el blog para las que os gusta tener ese momento de lectura. Hace unas semanas estuve haciendo una encuesta por Instagram para ver como preferías que os explicara todo el tema del embarazo. Un 52% versus un 48% de vosotros erais los que prefería Blog en lugar de Instagram.

Así que pensé que lo mejor sería haceros caso a todos y explicar toda mi experiencia del primer trimestre de embarazo en ambos canales.

Si quieres ver el stories que he dejado fijo en Instagram puedes hacer click aquí.

 

¿Cómo me quedé embarazada de mi primer bebé?

Desde los 14 años aproximadamente (desde que conocí a Mr.K y supe que viviría con él toda la eternidad) me he estado tomando pastillas anti-baby. Jamás he hecho ningún “parón” durante estos años. Hasta hace unos pocos meses atrás que quisimos empezar a buscar a nuestro primer bebé. Habíamos oído millones de cosas acerca del tema del embarazo y de como quedarse embarazada. Teníamos mucho miedo que después de tantos años tomando anti-baby me costara siglos quedarme embarazada.

Dejar las pastillas anti-baby.

Así que pensamos en dejar las pastillas en Febrero de este mismo año para ver si de cara al año que viene tendríamos algún nuevo miembro en la family. Además, yo llevaba unos meses que las hormonas me hacían el tonto y se me caía el pelo, me salía caspa y tenía algunos granitos en la espalda. Aunque no sabía si era por el estrés o por las pastillas decidí apartar lo químico y hacer un kit-kat si o si.

Lo primero que os diré es que no hagáis caso de las leyendas urbanas. Si tienes pensado quedarte embarazada y empezar a formar una familia lo mejor es que vayas a tu ginecólogo y se lo cuentes. No hagas como yo, que hice el tonto durante unas semanas. “Dejo las pastillas, ahora me las vuelvo a tomar, venga va las dejo del todo”. Porque eso no creo que sea lo mejor para tu cuerpo. Ahora que estoy informándome bien sobre el tema sé que incluso hay centros de la mujer dónde te dicen como preparar tu cuerpo para tener un embarazo lo más saludable posible en cuanto hábitos alimenticios y demás. Realmente es una pena desaprovechar esa información si tienes pensado quedarte embarazada, ¿no crees?

En mi caso, en Febrero dejamos las anti-baby. Y en Marzo fue mi última regla. Aunque no me enteré realmente de que estaba embarazada hasta 4 semanas después bien bien.

¿Cómo sé si estoy embarazada?

Ahora a pelota pasada os prometo que si me quedase de nuevo embarazada lo entendería todo. Solo hay que saber escuchar un poco tu cuerpo. Aunque claro, te lo dice una mujer emprendedora que no tiene tiempo apenas y que vive una vida un tanto frenética.

Escucha tu cuerpo siempre. Estés o no estés embarazada. En Marzo justo después de dejar las anti-baby le comenté a mi amiga Coco que quería ir al ginecólogo pero que no encontraba el momento. Le dije que tenía un poco de miedo porque llevaba días que me dolían los pechos. Ella estuvo casi a punto de llamar a un ginecólogo de mi mutua y pedirme cita y llevarme tirándome de las orejas. Al final le dije que acabaría cogiendo hora en Abril que sería un momento más “tranquilo” y de menos reuniones…

Excusas. Jamás me han gustado los médicos, lo confieso.

El caso es que cada semana me dolía más y más y se empezaron a hinchar. Llegué a pensar que sería cosa de la “Primavera que la sangre altera” que ilusa de mi.

Viaje a Saint-Tropez.

Nos fuimos de shootings a St-Tropez y allí ya vi que algo estaba pasando dentro de mí.

Nos fuimos a dar una comilona a un restaurante precioso a pie de playa “Maison Bianca”. Un lugar idílico que os recomiendo muchísimo si vais por esa zona. El caso es que hacía un calor tremendo y comimos tanto que decidimos pegarnos una siesta en las camas balinesas. Estuvimos allí unas 2h. Al levantarme sentí unas tremendas ganas de ir al baño, pero a medio camino sentí algo que jamás había sentido. Un relámpago enorme entre los ovarios y los riñones. Pensé: “Fuck, yo también tendré piedras en el riñón y me ha pillado aquí”.

Las que me seguís de siempre sabréis que Mr.K sufre muchísimo de cólicos y supongo que mi cabeza fue lo primero que pensó. Se me pasó al poco rato y nos fuimos a hacer unos shootings. Allí me di cuenta que en las fotos asomaba una barriga que no era la mía. Yo siempre siempre he tenido la barriga super fibrada y más bien hacia dentro. Y en esas fotos la forma era realmente distinta y no era por el atracón del restaurante.

Otros síntomas.

Al llegar de St-Tropez tuve muchísimos despistes. No encontraba ni la tarjeta del banco. Ni mi DNI. Ni sabía dónde dejaba las llaves de casa. Algo realmente inusual en mi porque siempre he sido muy cuidadosa aunque un poco despistada… esto ya era un desmadre.

Recuerdo la cara de Mr.K sentado en el sofá de casa diciendo “Cari, tienes unos pechotes enormes. Estás rarísima. ¿Bajo a la farmacia a por un test de embarazo?” Sinceramente en ese momento no sé si fue cosa de las hormonas o qué pero me dio por una risa tonta y un medio lloriqueo que jamás había experimentado antes. ¡Qué boba!

Era domingo, y le dije, cómpralo y mañana me lo hago. Pero mañana llamo a cualquier ginecólogo de la mutua para que me visite. Estaba rara pero no quería saber muy bien si lo que me pasaba era positivo o más bien negativo. Los seres humanos solemos ser así de pesimistas.

Ese mismo Lunes 23 de Abril, me hice el test de embarazo con Clear Blue y vimos esto:

 

Buscar un buen ginecólogo en Barcelona.

Una de las primeras cosas en las que pensé fue en buscar rápidamente un buen ginecólogo en Barcelona. Así que con Mr.K miramos las opciones que nos daba nuestra mutua y que estuvieran cerca de casa. Me quedé con la doctora con quien estoy ahora por varios motivos pero principalmente por estos:

  • Me cogió super rápido la primera visita. Muchos centros cuando llamas y dices que te has hecho el test de embarazo con Clearblue no te dan hora de la primera visita hasta la semana 8 de embarazo o incluso la semana 10. En mi caso llamé el lunes y el mismo miércoles por la mañana estaba sentada en la consulta.
  • En la primera visita mi doctora me hizo una eco. El ver esa cosita en la pantalla  me tranquilizó muchísimo.
  • Tuvo muchísima empatía conmigo. Una de las primeras cosas que nos preguntó fue: “¿Lo estabais buscando?” Es una cosa que puede ser engorrosa de decidir si realmente no estás pensando en formar una familia. No era para nada nuestro caso. Pero el hecho que me lo preguntase en esa primera visita vi que realmente lo que quería era buscar ser 100% transparente entre ambas. Un feeling especial que hasta la fecha no había tenido antes con ningún ginecólogo.
  • Me estuvo explicando detalladamente todo el proceso de pruebas, análisis, dieta a seguir en cuanto a toxoplasmosis, dudas que yo tenía…

Una ginecóloga de 10.

No he podido tener más suerte con mi doctora. Así que os recomiendo que si no tenéis ginecólogo realmente busquéis a alguien con quien sintáis un gran feeling y os de muchísima confianza. Ya que os va ayudar a traer al mundo la persona que más vas a querer.

En mi caso en el primer trimestre me han hecho 2 análisis y 3 ecografías. Un primer análisis de sangre super completo (hacía mil años que no me hacía). Y otro para verificar que mis niveles de tiroides funcionan bien. Las 2 ecografías con la doctora y una tercera que es la primera y única que normalmente se hace para verificar la edad gestacional del feto. En esta ecografía podrás oír por primera vez los latidos de tu bebé. Algo realmente mágico y super emocionante.

Alimentación embarazada.

Este dato es importantísimo.  No eres consciente de lo importante que es hasta que te quedas embarazada. Hay muchísimas cosas que si no te has quedado embarazada antes no lo sabes. Por ejemplo, el tema de la toxoplasmosis. No voy a escribir aquí todo lo que conlleva el tema porque no soy una experta ni mucho menos. Solo os diré la cruda realidad: lo estoy pasando fatal con esto de no poder comer jamón, ni fuet ni según que quesos y menos comer fruta con piel sin antes lavarla. Lo sé parece ridículo pero yo que siempre he devorado la fruta ahora voy lavando toda las hortalizas cada 2 por 3… y da pereza! jejej

Debo confesaros que al principio me lo tomé muy al pie de la letra, casi enfermizo. Pero Laura, no estás enferma! Estas embarzada! Estas fueron las palabras de mi madre. Ahora todavía me río. Sinceramente sentía que lo que estaba pasando dentro de mí era pura magia y me sentía tan afortunada que tenía que cuidarlo al máximo en todos los aspectos y más si estaban en mis manos.

Entre la semana 5 y la 8 me volví un poco tiquismiquis con la comida. Llegué a llamar al número de Sanitas asistencia médica para embarazadas para que pudiera aclararme la duda de si podía o no comer una pizza 4 quesos, un mixto, unas croquetas de jamón y un risotto. Sinceramente me sentí muy tonta cuando el hombre que estaba al otro lado me dio la explicación del porqué si podía comer esos platos y tener “la conciencia” tranquila ejejejej Pero supongo que es un cúmulo de cosas que te hacen dudar por la más mínima cosa de si lo estas haciendo bien o mal.

El caso es que ante la duda mejor dejarse asesorar, pero tampoco es bueno obsesionarse con el tema.

Antojos.

En cuanto a los antojos durante este primer trimestre sinceramente no he notado algo en plan lo que se suele decir box populi de los antojos. Hace falta que te digan que no puedes comer algo para que te entren más ganas. He tenido semanas de comer mucho humus, melocotones, caldo de pollo, patatas en todas sus versiones (en puré, fritas, chips, al horno, a la brasa…), palomitas, zumo de naranja, espinacas,… Supongo que he intentado escuchar mi cuerpo al máximo y es lo que en el fondo necesitaba.

Lo que si es evidente es que tenemos que cuidar más nuestra alimentación durante el embarazo. Aunque no soy una experta y lo mejor es hacer caso de un dietista especializado en embarazos he pensado que haré un post especial alimentación embarazo con algunos alimentos super nutritivos que pueden ayudar al crecimiento y evolución sana del embrión o bebé. Pronto os cuento mi experiencia.

 

Sintomas de embarazo primer trimestre.

Después de hablar con amigas y conocidas mías, me siento muy afortunada por el embarazo que de momento estoy teniendo. Apenas he tenido los típicos síntomas de embarazo. Ni mareos, ni vómitos ni malestar. Eso si, mi punto débil han sido los pechos. En este primer trimestre de embarazo mis sujetadores me caben ajustándolos hasta el último botón. Si no ni de coña se cierran jeje. Aproximadamente he engordado unos 2Kg o 3Kg.

Si hay realmente un síntoma que estoy teniendo de forma prolongada es el sueño. Tengo muchísimo sueño. Algo así como la enfermedad del beso, o más conocida como la mononucleosis. No la he pasado, pero por lo que he leído en Google se parece muchísimo a como me he sentido yo este primer trimestre. Me dormía en cualquier lugar y he llegado a hacer siestas de más 4h. En cuanto a los antojos nada del otro mundo en mi caso, al menos por el momento. Si hay algo que se ha agravado estas últimas semanas han sido la pesadez de piernas, siempre he tenido mucha retención de líquidos así que ahora me va a tocar cuidarme más en este aspecto. He tenido algún que otro brote cual adolescente en tema granitos, solo espero que sea algo pasajero porque no soporto el tema…

 

Miedos, mitos y consejos de la gente cuando saben que te has quedado embarazada.

Si hay algun consejo que os puedo dar desde mi corta experiencia como primeriza por el momento es que no hagáis caso a nadie, solo a vuestro instinto y a vuestro ginecólogo. La gente tiende a darte consejos de forma gratuita y a veces darte miedo con su punto de vista o experiencias. Lo mejor (aunque a veces cueste) es no darle importancia y cambiar de tema.

Otra cosa que he llevado francamente mal es que alguien que apenas conozcas haga el gesto ese de querer tocarte la barriga de forma graciosa. Por suerte he sido hábil en este aspecto y me he adelantado a tocarles a ellos la barriga para se den cuenta de que no son nadie para tocar una parte de mi cuerpo sin que yo de el consentimiento antes. Por no hablar señores que no se empiezan a notar las pataditas del bebé hasta inicios de segundo trimestre.

Edad y estado civil.

Otra cosa que me he fijado estas últimas semanas es que mucha gente cuando se entera de la noticia te pregunta cuantos años tienes y si estas o no casado. ¿Y a quién le importa realmente eso? Al final termino por responder orgullosa de mi baby face, que tengo 30 años y que he tenido la suerte de conocer al hombre de mi vida que será el padre de mis hijos y que vivo felizmente en pecado. Respeto a las personas tradicionales por lo que pido respeto también por lo que nos hace feliz a nosotros que es vivir así tal cual, felices.

Así que no tengas miedo y siéntete orgullosa de estar formando una familia del Siglo XXI con tu pareja sea o no de tu mismo sexo, tenga 10 años más o menos que tu. Lo importante es saber que es la persona con quieres formar esa familia y rebosáis felicidad.

Las primeras compras del bebé

Aquí debo confesaros que mi madre ha tenido mucho que ver con el tema. Nos tenía extremadamente prohibido comprar nada hasta la semana 13 aproximadamente. Así que podéis imaginaros a mi padre y a Mr.K el día que cumplimos 13 semanas de embarazo. Nos fuimos directos de compras a un centro comercial para comprar los primeros chupetes y mudas del bebé. Stop. Dato alarmante y a tener muy en cuenta: si vas de shopping con una embarazada acuérdate de esto, ¡Esta embarazada!

No porque todavía no le haya salido una barrigota no significa que necesite ir al baño cada media hora, o que necesite hidratarse cada dos por tres, o incluso que necesite sentarse para relajarse un rato. Ir de compras embarazada es agotador. Todo el mundo va a querer asesorarte de que es mejor y que no para vestir al bebé los primeros meses. Va a querer opinar sobre qué estampado y color es mejor para decorar la habitación. Hacen sus apuestas de si es niño o niña, si flores y colores rosas o si ositos y colores azules… Menudo caos tenemos montado en una tarde.

Desde mi punto de vista lo mejor es que si te apetece ir de primeras compras acompañada, lo hagas con alguien que pueda tener empatía de como te sientes. Las hormonas pueden hacer de las suyas y no es fácil manejarlas para los acompañantes.

En el post del segundo trimestre os hablaré más detalladamente de marcas de ropa, decoración y puericultura con las que más confianza me dan y me siento más identificada.

 

Cómo saber el sexo del bebé lo antes posible.

Si eres mami primeriza posiblemente te da igual que sea niña o niño. Pero querrás saberlo cuanto antes para poder hacer la lista de posibles nombres (si no lo tienes claro todavía). O poder pensar en la decoración de su habitación. Yo me moría por saber el sexo del bebé. Una vez supe que venía san@ necesitaba saber el sexo. Parece una tremenda bobada, pero a muchas nos inquieta saberlo.

Siendo el primer bebé me daba un poco igual si era nene o nena. Pero la incertidumbre de no saber me mataba por dentro. Así que mientras iban pasando las semanas y en las ecografías no se veía claro me lo pasé bomba realizando todos los “rituales” que hay en Google para averiguar el sexo del bebé. Existe una infinidad de leyendas urbanas. Que si la tabla china, la tabla maya, la prueba del bicarbonato, la del péndulo. La de si la forma de la barriga es alta o baja, redonda o puntiaguda. La prueba de la cuchara y el tenedor. El ritmo del latido del corazón. El método lunar. El método Ramzi…

La eco-4D.

Lo he intentado hacer todo. Lo último que me quedaba por probar (y en realidad el más fiable de todos) es el del análisis de sangre que ronda los 300€ y que desvela el cromosoma que llevas dentro.

Nosotros no aguantábamos más y ya estábamos de 16 semanas. En teoría no te dicen con exactitud el sexo del bebé hasta las 18 o 20 semanas. Mr.K et moi somos super impacientes y ya no nos quedaban uñas que morder. Así que pensamos que antes de gastar caprichosamente los 300€ con el análisis, era mejor opción (y mucho más divertido) reservar una ecografia en 4D para ver “si se dejaba ver”  y si estaba  desarrollado el tema.

Tuvimos muchísima suerte porque en la semana 16 pudimos ver con exactitud todo lo que se tenía que ver. Como os dije por stories no os desvelaré aún el sexo del bebé hasta finales de septiembre. Aunque tengo que reconocer que fue un momento mágico para nosotros porque entramos en la consulta sin saber que era. Y salimos de allí con un nombre.

 

Y hasta aquí la chapa de hoy, prometo contaros tan pronto como pueda y vaya avanzando el segundo capitulo de mi embarazo.

El segundo trimestre que va desde la semana 14 hasta la semana 27.

 

 

 

 

Follow:
Compártelo